• (1) 2456181
  • comunicaciones@sjrcolombia.org

Category ArchiveBoletín Informativo

Comunicado: “No cederemos al miedo ni a la desesperanza”

El Libro Viajero: La nueva herramienta de acompañamiento para niños y niñas

 

En respuesta al gran flujo de migración actual, situación en la que muchos niños y niñas se ven envueltos, desde el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia (JRS COL), tenemos el agrado de presentar el «Libro Viajero» una herramienta de protección y acompañamiento psicosocial y emocional dirigida a población migrante.

Este proyecto fue impulsado por el Equipo Regional Nariño del JRS Colombia. El contenido del libro está pensado para brindar apoyo emocional a niños y niñas que viajan durante largos trayectos y cruzan fronteras, mediante varias actividades guiadas e ilustraciones los niños van expresar sus emociones y aprender cómo actuar frente situaciones o sentimientos que puedan enfrentar en su viaje.

Tercer encuentro con las/los jóvenes de las iniciativas productivas en el marco del proyecto emprendimientos juveniles rurales, nuevas identidades y paz territorial

En el marco del proyecto «Emprendimientos juveniles rurales, nuevas identidades y paz territorial», en el mes de julio, se llevó un tercer encuentro con las/los jóvenes de las iniciativas productivas en el Corregimiento de Santa Helena Municipio de Norosi – Bolívar, como parte de las actividades de seguimiento donde participaron jóvenes de los tres municipios que acompaña el JRS Colombia Región Magdalena Medio el cual son Rio Viejo, Norosi y Tiquisio, este encuentro se basó en prácticas ambientales a través de videos e imágenes motivando el conversatorio entre las/los jóvenes y como sus iniciativas productivas pueden ir generando un cambio en sus territorios. Después del conversatorio las/los jóvenes por cada territorio se reunieron y cada grupo plantearon estrategias comunitaria, para incentivar la protección de los entornos naturales. 

Este encuentro también permitió el intercambio de experiencia con las iniciativas productivas del corregimiento de Santa Helena, siendo esta una gran oportunidad en el compartir de las buenas prácticas, ya que la mayoría de los asistente eran del municipio de Tiquisio, donde las condiciones edafo-climaticas son más favorables, a diferencias de las condiciones adversas en las que ya están sujetas los Municipios de Rio Viejo y Norosi. En especial a los recursos ambientales como el agua, que se encuentra degastado y contaminado por las acciones de la minería ilegal y dificultando el día a día de las practicas productivas tanto en el componente animal como vegetal. Las experiencias compartidas se centraron en la Producción animal, como la producción de pollos de engorde y gallinas ponedoras demostrando y concientizando a las/los jóvenes del Municipio de Tiquisio, la importancia del tratamiento de las aguas y el cuidado de este recurso para cualquier tipo de producción animal o vegetal.
Por ultimo en este encuentro, se hizo un conservatorio en materia de contabilidad agropecuaria, y se fijaron compromisos de acompañamiento entre ellos para fortalecer cada una de las iniciativas.

 

II Encuentro de memoria ambiental

 

En el marco del proyecto “Tejedores de vida: Una apuesta para la paz y la educación desde las nuevas generaciones”, el 14 y 16 de junio se desarrolló el segundo encuentro de memoria ambiental con la Institución Educativa Francisco Javier Cisneros y la Institución Educativa Nachasín.

Los encuentros consistieron en la realización de recorridos por diversos puntos representativos de cada una de las comunidades, en aras de promover la apropiación y empoderamiento de los estudiantes, padres y madres de familia, líderes y lideresas sobre su territorio.

Los recorridos se caracterizaron por facilitar un diálogo intergeneracional, donde jóvenes y adultos compartieron sus percepciones sobre el territorio y las transformaciones que este ha tenido. Además, se abordaron tema cómo, el impacto de la minería y los grupos armados en el territorio, la conservación de las zonas de reserva natural, las prácticas culturales como ritos fúnebres, gastronomía y bebidas tradicionales, el senderismo ecológico como herramienta para el desarrollo económico de las comunidades y los retos para la conservación de la riqueza del territorio.
 

 

Yaneris y Emilce, mujeres campesinas liderando iniciativas productivas

 

Durante el mes de Junio el JRS COL, hizo acompañamiento a los trabajos de campo que realiza la mujer campesina en el Sur de Bolívar, en esta oportunidad se visita la iniciativa productiva “ Maiz Futuro” liderada por la joven Yaneris del Carmen López y Emilce Pabón Martínez, ambas chicas hacen parte del proyecto “Emprendimientos juveniles rurales, nuevas identidades y paz territorial”, donde se graduaron en el Diplomado de Agroecología y economía solidaria, adquiriendo herramientas esenciales, como manejo de conservación de los suelos y las aguas, preparación de bio-insumos para la fertilización y control de plagas y enfermedades, en su labor campesina las chicas tienen una huerta familiar, donde han llevado juiciosamente la asociación de cultivos, y aprovechamiento de los recursos orgánicos para la elaboración de abonos naturales, que aplican en cada uno de los cultivos establecidos como también en su iniciativa productiva, apoyada en el proyecto de Jóvenes Rurales, el cual consiste en  la siembra de cuatro (4) hectárea de maiz, en la vereda de Bella Doris – Tiquisio.

Entre las actividades destacadas, han realizado la selección de semillas a través de pruebas de germinación, Encalados en los suelos antes de la siembra, incorporación de materia orgánica a través de los abonos Bocashi, un sistema de siembra por surcos en las zonas planas, establecidos en una densidad de un (1) metro por planta en un (1) metro por hilera, control integral de plagas y enfermedades, a través de repelentes orgánicos, con uso de agro-tóxicos al 20 %, y trampas caseras para el control de insectos trozadores en el maiz, y uso adecuado del agua.

Lo que buscan las muchachas en este sistema de siembra, es recuperar los suelos que tanto se han desgastado por las formas de preparación de los suelos como las quemas, uso excesivo de fertilizantes formulados y agroquímicos.

Los retos que evalúan las chicas, es el papel de la mujer en estos sistemas de siembras que son dirigidos mayormente por hombres, ya que han tenido barreras con sus parejas en las aplicaciones de las nuevas prácticas que apuestan por una agricultura más sana, más equilibrada con sus medios naturales y más inclusiva con la mujer.

La joven Yaneris dice que con estos procesos que ha llevado en el Tigre de Bella Doris, “ha permitido que mi esposo me apoye en cada una de las iniciativas y ha reconocido que nosotras las mujeres tenemos un papel importante en la agricultura y no es, estar encerrada en la cocina haciendo la comida para los obreros, si no estar en la labores que implica el campo y, es el ejemplo que quiero para mis tres hijas”.

 

Jornada de respuesta humanitaria

El equipo regional de Norte de Santander del Servicio Jesuita a Refugiados Colombia desde su misión ha acompañado a la comunidad de la Aldea Betania ubicada en zona de frontera con el municipio de Herrán- Colombia; las actividades desarrolladas se encuentran enmarcadas en un plan de acción co-construido con la comunidad que tiene por objetivo dar respuesta a la emergencia humanitaria.

Este territorio alberga alrededor de 600 habitantes con necesidades de protección internacional debido a los vacíos de acceso a sus derechos fundamentales. La respuesta ha priorizado la salud y medicación de pacientes crónicos, el abastecimiento del programa de alimentación escolar para primaria y secundaria en beneficio de 153 NNAJ durante dos meses, así como la asistencia con 17 kits de bebé a madres y lactantes que no pueden acceder por falta de dinero y el desabastecimiento en el país de útiles básicos para garantizar la adecuada higiene de los bebés. 

El área de acción humanitaria del equipo regional de Norte de Santander del Servicio Jesuita a Refugiados realizó una jornada de respuesta humanitaria el pasado 12 de junio en el punto CENAF (Centro Nacional de Atención en Frontera) como respuesta al ingreso masivo de flujos migratorios mixtos de nacionales venezolanos con la apertura de la frontera. 

El GIFMM (Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos) a través de dos monitoreos reporta 6.700 pasaportes sellados el día 11 de junio frente a un promedio diario de 2.500.

Este contexto migratorio provocó que una cantidad importante de familias quedaran en la frontera por largas horas esperando sellar sus pasaportes. Ante esto, se identificó la necesidad de brindar atención y asistencia humanitaria de emergencia principalmente en los sectores de WASH y protección a mujeres lactantes y gestantes y niños y niñas de la primera infancia. En respuesta el JRS entregó 500 raciones alimentarias, 73 kits de aseo para mujer y 100 pañales.

 

 

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA Rechazo ante el atentado perpetrado hacia Carlos Tovar

Comunicado en el Día Mundial Contra la Trata de Personas

 

CERO TOLERANCIA A LA TRATA DE PERSONAS

 

El 30 de julio, Día mundial contra la Trata de personas, Religiosas Adoratrices, el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, Caritas Ecuador y Caritas Alemana, hacemos un llamado a los Estados ante la precaria respuesta en la región de la situación que sufren las víctimas de este delito. No solo es preocupante la continua vulneración de sus derechos fundamentales, sino también la falta de garantías que proporcionan las instituciones al momento de protegerles de forma integral y segura. 

Colombia ocupa el segundo lugar de los países en Latinoamérica con mayor número de víctimas, después de Brasil. Según algunas investigaciones se calcula que existen en Colombia más de 100.000 víctimas anuales.[1] La OEA cuantifica que en la región se mueven alrededor de $16.000 millones de dólares al año por cuenta de este flagelo, es decir, el 50% de lo que se obtiene en el mundo con la Trata de personas.

Lamentablemente Colombia y Ecuador pasaron de ser países de origen de víctimas de la Trata a convertirse también lugares de tránsito y de destino especialmente de mujeres venezolanas, quienes son explotadas sexualmente, sometidas a trabajos forzados y esclavitud en lugares como Bogotá, Medellín, Cúcuta, Bucaramanga, Cali, Barranquilla, La Guajira y las zonas fronterizas con Venezuela y Ecuador, así como en su trayecto hacia Perú, Brasil y Chile.

En Venezuela sus habitantes son forzados a migrar a otros países, en donde la ayuda humanitaria no es suficiente para responder a sus necesidades. Esta situación hace que la población busque medios alternativos de subsistencia para adquirir bienes imprescindibles, tales como alimentos, medicinas, productos de aseo y otros artículos básicos. El camino a la supervivencia puede esconder a sus espaldas engaños y promesas falsas. Son en esos espacios donde las mujeres, niñas y adolescentes, sujetos de especial protección, son expuestas a redes de Trata o individuos que las explotan sexualmente, las venden e incluso trasladan con el fin de reducirlas a simples objetos[2].

Estamos en una época en donde las personas viven lo que el Papa Francisco describe como “la globalización de la indiferencia”, pareciera que los gobiernos y altos mandatarios se centraran en su individualismo y su mentalidad utilitarista, señalando a estas poblaciones, y en particular a las mujeres, como responsables de los males sociales; desconociendo que la humanidad es el centro que nos moviliza a actuar”. El Papa Francisco hace un llamado urgente a la sociedad y los Estados para que la Trata se considere “un crimen de lesa humanidad”, pues “constituye una violación injustificable de la libertad y la dignidad de las víctimas, dimensiones constitutivas del ser humano deseado y creado por Dios[3]”.

Las organizaciones firmantes de este comunicado, quienes acompañamos a migrantes y refugiados venezolanos a través del proyecto de ayuda humanitaria trasfronteriza, financiado por la cancillería alemana, hacemos un llamado a los Estados de Cero tolerancias a la Trata de Personas tanto para los nacionales como para los extranjeros.

Que Los Estados tenga la voluntad política de hacer frente a este delito a través de un plan de prevención y mitigación integral para las víctimas y sobrevivientes. Exigimos que se tomen medidas de investigación, persecución y judicialización de los responsables. Que los Estados efectivamente sean garantes de la protección de los derechos humanos en sus territorios ya que la Trata de Personas es una violación a los derechos humanos.

[1] Estimaciones registradas en los informes presentados por la UNODC, OIM, OEA, Informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Women’s Link Worldwide (WLW) y cifras que manejan las organizaciones de sociedad civil que lucha contra la Trata.

[2] Extraído de Explotación sexual y Trata de niñas y mujeres venezolanas en su migración hacia Colombia el día 22 de Julio de 2019: http://www.lr21.com.uy/mujeres/1405694-explotacion-sexual-y-trata-de-ninas-y-mujeres-venezolanas-en-su-migracion-hacia-colombia

[3] El Santo Padre realizó estas declaraciones durante la clausura de la Conferencia Internacional sobre la Trata de seres humanos, organizada por la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que tuvo lugar del 8 al 11 de abril, 2019 en Roma, Italia.

 

 

“Tenemos que formar líderes para que quieran su patria chica”

ENCUENTRO DE MEMORIA AMBIENTAL EN LA VEREDA EL CHARQUITO

El pasado mes de junio, se desarrolló en el Corregimiento 2 de la Vereda El Charquito, del Municipio de Suacha, el segundo encuentro de Memoria Ambiental. Estos, se realizan en el marco del proyecto Tejedores de Vida, iniciativa en la que participan el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, Fundación Proterra y ACODESI, con el apoyo de la Delegación de la Unión Europea en Colombia, en su compromiso por promover el desarrollo de la sociedad civil en el país.

Durante la actividad, participaron estudiantes de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro y los colectivos juveniles; Sembrando Cultura y la Esquina de Memo, oriundos de la zona rural del municipio. De igual manera, se contó con las narraciones del Sr. Balaguera y la Sra. Carmen, ambos, antiguos pobladores de la Vereda El Charquito.

El Sr. Balaguera por su parte tras vivir 85 años allí, logró transmitir a los jóvenes, relatos cargados de emociones y por momentos con su voz quebrantada, las transformaciones que ha tenido su “terruño”, como llama al Charquito.

Ésta fue la oportunidad para generar un encuentro intergeneracional que les permitiera a las y los jóvenes de la Vereda reconocer el valor de sus procesos de empoderamiento y de esta manera dotar de sentido lo mencionado por Don Balaguera “Tenemos que formar líderes para que quieran su patria chica”. De esta manera, el recorrido se caracterizó por estar cargado de historias contadas de primera mano por los abuelos de la Vereda, la interacción con el territorio y la magia de recorrerlo.

Comunicado: Protección Para La Población Refugiada y Desplazada

 

 

Compartir
Compartir