• (1) 2456181
  • comunicaciones@sjrcolombia.org

Category ArchiveBoletín Informativo

Comunicado en el Día Mundial Contra la Trata de Personas

 

CERO TOLERANCIA A LA TRATA DE PERSONAS

 

El 30 de julio, Día mundial contra la Trata de personas, Religiosas Adoratrices, el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, Caritas Ecuador y Caritas Alemana, hacemos un llamado a los Estados ante la precaria respuesta en la región de la situación que sufren las víctimas de este delito. No solo es preocupante la continua vulneración de sus derechos fundamentales, sino también la falta de garantías que proporcionan las instituciones al momento de protegerles de forma integral y segura. 

Colombia ocupa el segundo lugar de los países en Latinoamérica con mayor número de víctimas, después de Brasil. Según algunas investigaciones se calcula que existen en Colombia más de 100.000 víctimas anuales.[1] La OEA cuantifica que en la región se mueven alrededor de $16.000 millones de dólares al año por cuenta de este flagelo, es decir, el 50% de lo que se obtiene en el mundo con la Trata de personas.

Lamentablemente Colombia y Ecuador pasaron de ser países de origen de víctimas de la Trata a convertirse también lugares de tránsito y de destino especialmente de mujeres venezolanas, quienes son explotadas sexualmente, sometidas a trabajos forzados y esclavitud en lugares como Bogotá, Medellín, Cúcuta, Bucaramanga, Cali, Barranquilla, La Guajira y las zonas fronterizas con Venezuela y Ecuador, así como en su trayecto hacia Perú, Brasil y Chile.

En Venezuela sus habitantes son forzados a migrar a otros países, en donde la ayuda humanitaria no es suficiente para responder a sus necesidades. Esta situación hace que la población busque medios alternativos de subsistencia para adquirir bienes imprescindibles, tales como alimentos, medicinas, productos de aseo y otros artículos básicos. El camino a la supervivencia puede esconder a sus espaldas engaños y promesas falsas. Son en esos espacios donde las mujeres, niñas y adolescentes, sujetos de especial protección, son expuestas a redes de Trata o individuos que las explotan sexualmente, las venden e incluso trasladan con el fin de reducirlas a simples objetos[2].

Estamos en una época en donde las personas viven lo que el Papa Francisco describe como “la globalización de la indiferencia”, pareciera que los gobiernos y altos mandatarios se centraran en su individualismo y su mentalidad utilitarista, señalando a estas poblaciones, y en particular a las mujeres, como responsables de los males sociales; desconociendo que la humanidad es el centro que nos moviliza a actuar”. El Papa Francisco hace un llamado urgente a la sociedad y los Estados para que la Trata se considere “un crimen de lesa humanidad”, pues “constituye una violación injustificable de la libertad y la dignidad de las víctimas, dimensiones constitutivas del ser humano deseado y creado por Dios[3]”.

Las organizaciones firmantes de este comunicado, quienes acompañamos a migrantes y refugiados venezolanos a través del proyecto de ayuda humanitaria trasfronteriza, financiado por la cancillería alemana, hacemos un llamado a los Estados de Cero tolerancias a la Trata de Personas tanto para los nacionales como para los extranjeros.

Que Los Estados tenga la voluntad política de hacer frente a este delito a través de un plan de prevención y mitigación integral para las víctimas y sobrevivientes. Exigimos que se tomen medidas de investigación, persecución y judicialización de los responsables. Que los Estados efectivamente sean garantes de la protección de los derechos humanos en sus territorios ya que la Trata de Personas es una violación a los derechos humanos.

[1] Estimaciones registradas en los informes presentados por la UNODC, OIM, OEA, Informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Women’s Link Worldwide (WLW) y cifras que manejan las organizaciones de sociedad civil que lucha contra la Trata.

[2] Extraído de Explotación sexual y Trata de niñas y mujeres venezolanas en su migración hacia Colombia el día 22 de Julio de 2019: http://www.lr21.com.uy/mujeres/1405694-explotacion-sexual-y-trata-de-ninas-y-mujeres-venezolanas-en-su-migracion-hacia-colombia

[3] El Santo Padre realizó estas declaraciones durante la clausura de la Conferencia Internacional sobre la Trata de seres humanos, organizada por la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que tuvo lugar del 8 al 11 de abril, 2019 en Roma, Italia.

 

 

“Tenemos que formar líderes para que quieran su patria chica”

ENCUENTRO DE MEMORIA AMBIENTAL EN LA VEREDA EL CHARQUITO

El pasado mes de junio, se desarrolló en el Corregimiento 2 de la Vereda El Charquito, del Municipio de Suacha, el segundo encuentro de Memoria Ambiental. Estos, se realizan en el marco del proyecto Tejedores de Vida, iniciativa en la que participan el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, Fundación Proterra y ACODESI, con el apoyo de la Delegación de la Unión Europea en Colombia, en su compromiso por promover el desarrollo de la sociedad civil en el país.

Durante la actividad, participaron estudiantes de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro y los colectivos juveniles; Sembrando Cultura y la Esquina de Memo, oriundos de la zona rural del municipio. De igual manera, se contó con las narraciones del Sr. Balaguera y la Sra. Carmen, ambos, antiguos pobladores de la Vereda El Charquito.

El Sr. Balaguera por su parte tras vivir 85 años allí, logró transmitir a los jóvenes, relatos cargados de emociones y por momentos con su voz quebrantada, las transformaciones que ha tenido su “terruño”, como llama al Charquito.

Ésta fue la oportunidad para generar un encuentro intergeneracional que les permitiera a las y los jóvenes de la Vereda reconocer el valor de sus procesos de empoderamiento y de esta manera dotar de sentido lo mencionado por Don Balaguera “Tenemos que formar líderes para que quieran su patria chica”. De esta manera, el recorrido se caracterizó por estar cargado de historias contadas de primera mano por los abuelos de la Vereda, la interacción con el territorio y la magia de recorrerlo.

Comunicado: Protección Para La Población Refugiada y Desplazada

 

 

Jóvenes que construyen territorio

El pasado 18 de junio en el municipio de Suacha*, Cundinamarca, el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, con el equipo regional Suacha y la Casa Pastoral Nuestra Señora del Camino, desarrolló en conjunto con la Corporación Ambiental Caminando el Territorio un recorrido de reconocimiento territorial. Esta aproximación a las dinámicas sociales, culturales y ambientales de la zona rural, específicamente del Corregimiento 1, permitió a las y los jóvenes de la Red Juvenil de Regionalización dimensionar las múltiples dinámicas que configuran el territorio.

Dicho recorrido empezó desde la Comuna 2 en el Parque Central de Suacha, continuó hacia la Vereda Panamá, Fusungá y San Jorge las cuales conforman el “Polígono Mínero” del municipio. El recorrido se enriqueció con el acercamiento de don Hector (Presidente de la Junta de Acción Comunal de la Vereda San Jorge) quien con sus saberes, experiencias y amor hacia Soacha nos recibió en San Jorge. Una particularidad de esta vereda es que cuenta con su zona agropecuaria, a pesar de la extracción indiscriminada de material de construcción que le hacen al suelo. don Héctor expresó que “a pesar de lo duro que es el trabajo en el campo, aquí no hay comodidad de vida, pero hay calidad de vida”. Esta fuerza y motivación de la población campesina en sus escenarios rurales demuestran cómo las virtudes del campo son el motor de arranque que incentiva la resistencia por el territorio.

Es por ello, que la Red Juvenil de Regionalización hace un esfuerzo de trabajo conjunto desde distintas obras que hacen parte del territorio de Soacha. El objetivo es que los y las jóvenes, que han participado en procesos de formación, puedan incidir en sus realidades más cercanas. En ese sentido, desde el año 2018 se viene realizando reuniones y encuentros entre jóvenes que desean transformar su realidad, desde el cuidado hacia nuestra casa común.

El territorio que compartimos y habitamos las personas en este planeta, nos llama a ser cuidadosos con el escenario donde vivimos, ya que los seres humanos tenemos un gran responsabilidad en la crisis que tiene hoy en día el medio ambiente, además, la preocupación que despierta el daño a la tierra, no es ajena a lo que viven las personas. Tanto la tierra y las personas que la habitan son vulnerables. Por esto, el interés de los jóvenes en tener acciones que posibiliten transformaciones en el espacio que viven. 

*Utilizamos el término de Suacha para reivindicar el nombre ancestral del municipio. 

Mesa de Coordinación y Atención a Población Migrante Proveniente a Venezuela

Durante el 2018 el Área de Incidencia del equipo regional Nariño del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Colombia, apoyó la creación de La Mesa de Coordinación y Atención a Población Migrante Proveniente de Venezuela, con el fin de garantizar los derechos de las niñas y niños desescolarizados provenientes del vecino país. Este proceso surge cuando el JRS Colombia posiciona la migración venezolana en la agenda política frente al Consejo y la Alcaldía de Pasto, para reforzar la claridad en la ruta de atención a la población migrante.

Teniendo en cuenta, que en el marco del CONPES 3950  se invita a que las organizaciones humanitarias e institucionalidad local se articulen en los temas de salud y educación, la Secretaria de Inclusión Social, que adelantaba estrategias para la prevención de conflictos en los barrios, propuso la creación de una mesa de coordinación que potenciara los recursos y esfuerzos de las organizaciones humanitarias y la institucionalidad local. De esta manera, la Mesa de Coordinación y Atención a Población Migrante Proveniente de Venezuela fue creada por medio del decreto 0497 del 31 de diciembre de 2018, y contó con la asistencia jurídica del JRS Colombia. Cabe resaltar que por medio de esta mesa, la población venezolana tiene una representación real y voz junto con el acompañamiento de las organizaciones humanitarias.

Con esta experiencia, el espacio se ha replicó en Ipiales, donde la Alcaldía solicitó la asistencia técnica del JRS Colombia y la ACNUR para crear la mesa de coordinación en el mes de febrero del 2019.

Encuentro psicosocial con mujeres migrantes

El pasado 25 de abril en Barrancabermeja, el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, equipo de Acción Humanitaria de Magdalena Medio, realizó un encuentro psicosocial para madres gestantes y lactantes venezolanas que tuvo como objetivo propiciar un espacio de reflexión respecto a la maternidad en tiempos de cambio.

Gracias a la socialización de diferentes prácticas de cuidado sobre su cuerpo y sus emociones, las mujeres crearon un espacio de escucha y apoyo, donde tuvieron la oportunidad de encontrarse e identificar experiencias similares en sus historias de vida, compartir relatos, esperanzas y hablar sobre las dificultades así como las esperanzas que han adquirido en la etapa de embarazo y la lactancia. Asimismo, este espacio permitió que las mujeres hablaran sobre el sentido de vida y el futuro que anhelan para ellas y sus hijos/as, y sobre la importancia de cuidarse a ellas mismas, como mujeres y madres, para poder continuar en su búsqueda de una vida digna que brinde las posibilidades de realizar sus proyectos de vida a nivel personal y familiar.

Misión Itinerante en Barrancabermeja

El 12 de abril el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, equipo regional Magdalena Medio, realizó una misión itinerante en la vía Barrancabermeja-Bucaramanga, allí se entregaron bolsas con productos de alto contenido calórico y apoyos económicos para el alojamiento temporal de los migrantes en tránsito. La misión permitió evidenciar la gran cantidad de personas que transitan esta vía en búsqueda de acceder a diferentes destinos como Perú, Ecuador, Brasil y Chile.

 

Por lo cual, se entregaron folletos que contienen una serie de recomendaciones prácticas para tener en cuenta durante el viaje y unos mapas para que las personas puedan planear las posibles rutas que pueden tomar para llegar a su destino.  Aproximadamente, 90 personas se vieron beneficiadas de la entrega de estas ayudas humanitarias. Durante esta jornada se priorizó la ayuda a mujeres en estado de embarazo, cabeza de familia y a niños, niñas y jóvenes

Tejedores de vida celebrando el Día de Europa

Representantes del JRS Colombia del proyecto Tejedores de Vida y el Colectivo Proterra en el Stand de la feria ambiental del Día de Europa. Fotografía del JRS Colombia.

Representantes del JRS Colombia y del colectivo Proterra fueron parte de la feria ambiental en el marco de la celebración del Día de Europa, el pasado 9 de mayo, en las instalaciones de la Delegación de la Unión Europea, Bogotá. Dos de nuestros proyectos: Jóvenes rurales y Tejedores de Vida, expusieron sus objetivos, actividades e incidencia en los territorios de Soacha, Nariño, Valle del Cauca, Norte de Santader y Bogotá.

La feria ambiental contó con varias iniciativas de distintas organizaciones, las cuales, contribuían de una u otra manera a la preservación del medio ambiente. Desde el Proyecto Tejedores de Vida, compartimos la idea de reconciliación con la naturaleza, siendo ésta otra víctima del conflicto armado en Colombia. Además, describimos los Encuentros de Memoria Ambiental, exaltando el diálogo entre generaciones para reconectar a los niños, niñas y jóvenes con sus territorios.

Finalmente, contamos con la presencia de la Embajadora de la Unión Europea, Patricia Llomabart, quien nos motivó a continuar con la incidencia con niños, niñas y jóvenes en pro de la preservación del medio ambiente. Además, de recomendarnos articularnos con otras organizaciones para expandir el impacto de los proyectos, su gente y el medio ambiente.

Representantes del JRS Colombia del proyecto Tejedores de Vida y el Colectivo Proterra en el Stand de la feria ambiental del Día de Europa. Fotografía del JRS Colombia.

Respuestas Regionales a la Crisis Migratoria

Los días 24, 25 y 26 de abril en la ciudad de Cúcuta se llevó a cabo el cuarto taller: Respuestas Regionales a la Crisis Migratoria, organizado en conjunto con la Coordinadora de Investigaciones Económicas y Sociales CRIES, The Stanley Foundation, GPPAC, Instituto Pensar y JRS Colombia. El evento contó con la participación de representantes de diversas instituciones de la sociedad civil, universidades, centros de estudio, representantes de la OEA y organizaciones no gubernamentales de América Latina. El principal objetivo del taller fue evidenciar la realidad de las necesidades humanitarias causadas por la crisis venezolana. Durante la jornada de campo liderada por el equipo regional del JRS Colombia, se pudo evidenciar los vacíos de protección que tiene la población migrante, retornada, las comunidades de acogida, el pueblo Yukpa y los NNAJ en riesgo de apátrida. A partir de los diferentes debates llevados a cabo, se pudo establecer las necesidades de atención humanitaria inmediata para las comunidades y la puesta en marcha de la construcción de los Policy Memos con las recomendaciones dadas para su implementación en políticas públicas de atención al migrante.

Orientación y enrutamiento jurídico en Norte de Santander

El equipo regional de Norte de Santander realizó una jornada de orientación jurídica a población migrante y víctima del conflicto armado en el municipio de Tibú los días 9, 10 y 11 de abril. Esta se realizó en alianza con la Defensoría del Pueblo Regional, ACNUR y la Personería Municipal. La jornada tuvo como objetivo brindar orientación y enrutamiento jurídico para el acceso a derechos. La necesidad de orientación de la población migrante estaba relacionada con trámites para la nacionalización y el acceso a salud y educación. En cuanto a población víctima del conflicto armado, la mayor solicitud de orientación fue para realizar la declaración extemporánea, actualizar datos ante la UARIV y solicitar información relacionada a la asistencia humanitaria.

Esta jornada se realizó en el corregimiento de La Gabarra, donde fueron orientados 16 personas migrantes y 19 víctimas del conflicto armado, para un total de 86 personas acompañadas (directas e indirectas). En el corregimiento de Tres Bocas se orientaron 175 personas, 40 núcleos familiares migrantes y 18 víctimas del conflicto armado. Esta ruta de atención jurídica finalizó en el corregimiento de Campo Dos con un total de 174 personas atendidas, 35 núcleos familiares migrantes y 11 relacionados a hechos del conflicto armado.

Compartir
Compartir