• (1) 2456181
  • comunicaciones@sjrcolombia.org

Category ArchiveNoticias JRS

Tercer encuentro con las/los jóvenes de las iniciativas productivas en el marco del proyecto emprendimientos juveniles rurales, nuevas identidades y paz territorial

En el marco del proyecto «Emprendimientos juveniles rurales, nuevas identidades y paz territorial», en el mes de julio, se llevó un tercer encuentro con las/los jóvenes de las iniciativas productivas en el Corregimiento de Santa Helena Municipio de Norosi – Bolívar, como parte de las actividades de seguimiento donde participaron jóvenes de los tres municipios que acompaña el JRS Colombia Región Magdalena Medio el cual son Rio Viejo, Norosi y Tiquisio, este encuentro se basó en prácticas ambientales a través de videos e imágenes motivando el conversatorio entre las/los jóvenes y como sus iniciativas productivas pueden ir generando un cambio en sus territorios. Después del conversatorio las/los jóvenes por cada territorio se reunieron y cada grupo plantearon estrategias comunitaria, para incentivar la protección de los entornos naturales. 

Este encuentro también permitió el intercambio de experiencia con las iniciativas productivas del corregimiento de Santa Helena, siendo esta una gran oportunidad en el compartir de las buenas prácticas, ya que la mayoría de los asistente eran del municipio de Tiquisio, donde las condiciones edafo-climaticas son más favorables, a diferencias de las condiciones adversas en las que ya están sujetas los Municipios de Rio Viejo y Norosi. En especial a los recursos ambientales como el agua, que se encuentra degastado y contaminado por las acciones de la minería ilegal y dificultando el día a día de las practicas productivas tanto en el componente animal como vegetal. Las experiencias compartidas se centraron en la Producción animal, como la producción de pollos de engorde y gallinas ponedoras demostrando y concientizando a las/los jóvenes del Municipio de Tiquisio, la importancia del tratamiento de las aguas y el cuidado de este recurso para cualquier tipo de producción animal o vegetal.
Por ultimo en este encuentro, se hizo un conservatorio en materia de contabilidad agropecuaria, y se fijaron compromisos de acompañamiento entre ellos para fortalecer cada una de las iniciativas.

 

II Encuentro de memoria ambiental

 

En el marco del proyecto “Tejedores de vida: Una apuesta para la paz y la educación desde las nuevas generaciones”, el 14 y 16 de junio se desarrolló el segundo encuentro de memoria ambiental con la Institución Educativa Francisco Javier Cisneros y la Institución Educativa Nachasín.

Los encuentros consistieron en la realización de recorridos por diversos puntos representativos de cada una de las comunidades, en aras de promover la apropiación y empoderamiento de los estudiantes, padres y madres de familia, líderes y lideresas sobre su territorio.

Los recorridos se caracterizaron por facilitar un diálogo intergeneracional, donde jóvenes y adultos compartieron sus percepciones sobre el territorio y las transformaciones que este ha tenido. Además, se abordaron tema cómo, el impacto de la minería y los grupos armados en el territorio, la conservación de las zonas de reserva natural, las prácticas culturales como ritos fúnebres, gastronomía y bebidas tradicionales, el senderismo ecológico como herramienta para el desarrollo económico de las comunidades y los retos para la conservación de la riqueza del territorio.
 

 

Yaneris y Emilce, mujeres campesinas liderando iniciativas productivas

 

Durante el mes de Junio el JRS COL, hizo acompañamiento a los trabajos de campo que realiza la mujer campesina en el Sur de Bolívar, en esta oportunidad se visita la iniciativa productiva “ Maiz Futuro” liderada por la joven Yaneris del Carmen López y Emilce Pabón Martínez, ambas chicas hacen parte del proyecto “Emprendimientos juveniles rurales, nuevas identidades y paz territorial”, donde se graduaron en el Diplomado de Agroecología y economía solidaria, adquiriendo herramientas esenciales, como manejo de conservación de los suelos y las aguas, preparación de bio-insumos para la fertilización y control de plagas y enfermedades, en su labor campesina las chicas tienen una huerta familiar, donde han llevado juiciosamente la asociación de cultivos, y aprovechamiento de los recursos orgánicos para la elaboración de abonos naturales, que aplican en cada uno de los cultivos establecidos como también en su iniciativa productiva, apoyada en el proyecto de Jóvenes Rurales, el cual consiste en  la siembra de cuatro (4) hectárea de maiz, en la vereda de Bella Doris – Tiquisio.

Entre las actividades destacadas, han realizado la selección de semillas a través de pruebas de germinación, Encalados en los suelos antes de la siembra, incorporación de materia orgánica a través de los abonos Bocashi, un sistema de siembra por surcos en las zonas planas, establecidos en una densidad de un (1) metro por planta en un (1) metro por hilera, control integral de plagas y enfermedades, a través de repelentes orgánicos, con uso de agro-tóxicos al 20 %, y trampas caseras para el control de insectos trozadores en el maiz, y uso adecuado del agua.

Lo que buscan las muchachas en este sistema de siembra, es recuperar los suelos que tanto se han desgastado por las formas de preparación de los suelos como las quemas, uso excesivo de fertilizantes formulados y agroquímicos.

Los retos que evalúan las chicas, es el papel de la mujer en estos sistemas de siembras que son dirigidos mayormente por hombres, ya que han tenido barreras con sus parejas en las aplicaciones de las nuevas prácticas que apuestan por una agricultura más sana, más equilibrada con sus medios naturales y más inclusiva con la mujer.

La joven Yaneris dice que con estos procesos que ha llevado en el Tigre de Bella Doris, “ha permitido que mi esposo me apoye en cada una de las iniciativas y ha reconocido que nosotras las mujeres tenemos un papel importante en la agricultura y no es, estar encerrada en la cocina haciendo la comida para los obreros, si no estar en la labores que implica el campo y, es el ejemplo que quiero para mis tres hijas”.

 

Jornada de respuesta humanitaria

El equipo regional de Norte de Santander del Servicio Jesuita a Refugiados Colombia desde su misión ha acompañado a la comunidad de la Aldea Betania ubicada en zona de frontera con el municipio de Herrán- Colombia; las actividades desarrolladas se encuentran enmarcadas en un plan de acción co-construido con la comunidad que tiene por objetivo dar respuesta a la emergencia humanitaria.

Este territorio alberga alrededor de 600 habitantes con necesidades de protección internacional debido a los vacíos de acceso a sus derechos fundamentales. La respuesta ha priorizado la salud y medicación de pacientes crónicos, el abastecimiento del programa de alimentación escolar para primaria y secundaria en beneficio de 153 NNAJ durante dos meses, así como la asistencia con 17 kits de bebé a madres y lactantes que no pueden acceder por falta de dinero y el desabastecimiento en el país de útiles básicos para garantizar la adecuada higiene de los bebés. 

El área de acción humanitaria del equipo regional de Norte de Santander del Servicio Jesuita a Refugiados realizó una jornada de respuesta humanitaria el pasado 12 de junio en el punto CENAF (Centro Nacional de Atención en Frontera) como respuesta al ingreso masivo de flujos migratorios mixtos de nacionales venezolanos con la apertura de la frontera. 

El GIFMM (Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos) a través de dos monitoreos reporta 6.700 pasaportes sellados el día 11 de junio frente a un promedio diario de 2.500.

Este contexto migratorio provocó que una cantidad importante de familias quedaran en la frontera por largas horas esperando sellar sus pasaportes. Ante esto, se identificó la necesidad de brindar atención y asistencia humanitaria de emergencia principalmente en los sectores de WASH y protección a mujeres lactantes y gestantes y niños y niñas de la primera infancia. En respuesta el JRS entregó 500 raciones alimentarias, 73 kits de aseo para mujer y 100 pañales.

 

 

CEIP entrega resultados de investigación sobre ambientes escolares al JRS

 

El pasado 20 de Febrero de 2019 los representantes del Servicio Jesuita a Refugiados Colombia (JRS), el Colectivo Proterra y la Asociación de Colegios Jesuitas de Colombia (ACODESI), recibieron en las Instalaciones de la Oficina Nacional del JRS por parte de la Corporación de Educación e Investigación Intercultural para los Pueblos (CEIP) los resultados de la investigación o línea de base de los ambientes escolares y su relación con las culturas de paz, reconciliación y  cuidado del medio ambiente, en los territorios de Nariño, Valle del Cauca, Soacha y Bogotá.

 

Corporación de Educación e integración Intercultural para los pueblos (CEIP) encargada de la línea base del proyecto Tejedores de Vida.

Los resultados de la investigación serán claves para la implementación del proyecto Tejedores de vida que pretende contribuir a la formación de culturas de paz, reducción de brechas sociales y reparación del medio ambiente como víctima del conflicto armado. Todo, mediante talleres, campamentos y procesos de formación con estudiantes entre los 12 a los 16 años, profesores, líderes comunitarios y la comunidad de la región.

Así, la importancia de los resultados de la investigación sobre los territorios y sus poblaciones en ambientes escolares, está en el diseño de metas, desarrollo de rutas metodológicas y la futura evaluación del impacto que desea tener Tejedores de Vida, el proyecto pensado por y para la paz en Colombia.

Asistentes a la entrega de la línea de base del proyecto Tejedores de vida: JRS, Colectivo Proterra y ACODESI. 

 

 

Comunicado Oficial RJM CANA

La Red Jesuita con Migrantes de Centroamérica y Norteamérica (RJM CANA), hace un llamado urgente a los jefes de Estado de la región Iberoamericana para que se sumen a los esfuerzos por garantizar los #derechoshumanos de los #migrantes centroamericanos y se logren minimizar las asimetrías entre países para fortalecer los Estados y sus democracias. Solo así tendremos una región inclusiva, sostenible y próspera.

 
 
#DDHH #migración #migrantes

EL ÉXODO DESTAPA LA TRAMPA

POSICIONAMIENTO DE LA RED JESUITA CON MIGRANTES LATINOAMÉRICA Y EL CARIBE (LAC) EN RELACIÓN A LA CARAVANA HONDUREÑA DE MIGRANTES

 

Frente a la “Caravana de migrantes”, éxodo actual de más de 10.000 personas hondureñas que caminan por Honduras, El Salvador y Guatemala, hacia México o Estados Unidos, la Red Jesuita con Migrantes LAC, rechaza toda acción y criminalización hacia personas migrantes, así como las causas estructurales y políticas que han causado dicha magnitud migratoria. Así mismo, se suma y hace propias las reivindicaciones de las organizaciones sociales presentes y activas en la defensa de la Caravana. Por otro lado, invita a la reflexión, motivación y recibimiento de estos hechos, como una oportunidad para la reconciliación, el encuentro y el reconocimiento de la diversidad, recordando, por medio de actos hospitalarios, la condición de seres humanos en las personas migrantes y sus razones para tomar la decisión de salir de sus comunidades y país de origen.

 

La Red Jesuita con Migrantes LAC, exige una respuesta humanitaria adecuada, priorizando los colectivos más vulnerables o con necesidad de mayor protección y asistencia.

 

Así se llevó a cabo «Mentes sin Fronteras»

Mentes sin Fronteras

Creando acciones solidarias para migrantes de Venezuela en Colombia

 

El 5 y 6 de octubre de 2018, se realizó en Bogotá “Mentes sin Fronteras”, la primera hackathon de innovación social, enfocada en la búsqueda de soluciones a desafíos y problemáticas que viven cotidianamente los migrantes provenientes de Venezuela ubicados en Bogotá, Colombia, ya sea porque están en tránsito o destino. Esta iniciativa fue liderada por organizaciones de sociedad civil, distrito, agencias e instituciones educativas; como el Servicio Jesuita a Refugiados – Colombia (JRS-Colombia), la Red Jesuita de Migrantes (RJM), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Fundacolven, el Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal – IDPAC y la Pontificia Universidad Javeriana, que a su vez fue el lugar donde se llevó acabo toda la jornada.

El objetivo principal de Mentes sin Fronteras, fue diseñar propuestas de intervención y acompañamiento a la población en situación de movilidad humana forzosa, que respondieran y dieran solución a las necesidades migratorias que se viven actualmente en la ciudad de Bogotá, esperando tener un impacto social y una transformación positiva en la mentalidad de la ciudadanía frente a las personas migrantes, recordando lo que dijo Kofi Annan: “Los Refugiados y desplazados enriquecen nuestras vidas. La tolerancia hacia ellos abrirá nuevos mundos y hará que sean bienvenidos donde quieran que vayan”.

Los conflictos principales para la búsqueda de soluciones se dieron con base a 3 ejes generales: 1) Rutas de información y necesidades de comunicación, 2) Asistencia humanitaria y atención primaria y 3) Bienestar o desafíos cotidianos para afrontar. De esta manera, se organizaron 10 equipos conformados por estudiantes, egresados, administrativos, docentes, inicialmente de la Pontificia Universidad Javeriana como de otras universidades, de igual manera los equipos estaban compuestos por personas migrantes colombo- venezolanas, que durante 34 horas seguidas estuvieron diseñando estrategias y acciones que más adelante serían expuestas ante las organizaciones mencionadas anteriormente, pues ellas, serían las encargadas de escoger un equipo ganador que implementará el proyecto.

Mentes sin Fronteras se llevó a cabo en dos momentos; la apertura de la iniciativa, con un Master Class (foro) realizado el 4 de octubre en el Auditorio Alfonso Quintana S.J. en la Pontificia Universidad Javeriana que contó con la participación activa de representantes de las organizaciones, quienes serían a su vez, jurados de la hackathon; y en un segundo momento, el 5 y 6 de octubre, como se enunció anteriormente, la jornada más extensa y de trabajo continuo que fue la organización de los equipos para construir las propuestas en el Centro Ático de la universidad anfitriona.

De esta iniciativa, surgieron ideas frente a primeros auxilios emocionales y psicológicos, acompañamiento en orientación ciudadana y exigibilidad de derechos, redes de apoyo, movilidad, comunicación, arte, economía y pedagogía; la mayoría de estas contaban con la tecnología como herramienta principal para su ejecución, siendo las redes sociales, aplicaciones para teléfonos celulares, páginas web y bases de datos, los recursos más oportunos para dar solución a los conflictos migrantes, según las ideas de los equipos participantes.

Finalmente, el equipo ganador fue “Sobrinos de Simón” nombre cuyo honor se debe al músico, compositor y poeta venezolano Simón Díaz o Tío Simón; la propuesta fue llamada “Sobrinos de Simón. Escuela de Movilidad Humana” y pretende promover procesos pedagógicos sobre el fenómeno de movilidad humana en Colombia, para favorecer la integración entre distintas poblaciones que sufren el flagelo del desplazamiento forzoso, tanto nacional como transnacional. Así mismo, el propósito es lograr articular acciones de las diferentes organizaciones o instituciones que acompañan a las personas con necesidad de protección internacional o refugiados, mediante la creación de una red pedagógica que reúna e impulse dichas acciones, pues el problema evidenciado es un alto desconocimiento de las mismas y gran variedad de datos que no logran ser recogidos en una sola ruta de información para así, tener mayor impacto en los procesos de la población que recibe y vive la actual crisis migratoria. Esta propuesta de proyecto entra ahora en una fase de diseño e implementación liderada por sus creadores y con el apoyo de las organizaciones participantes.

Este evento da una gran apertura a la reflexión y al llamado para actuar, de la mano con la población venezolana, frente a la crisis que vive, no solo Colombia y Venezuela, sino toda América Latina y el mundo, es por eso que Mentes Sin Fronteras y toda su metodología, se enviará a otros países en el continente americano por medio de la Res Jesuita a Migrantes en Latinoamérica y el Caribe, para que pueda ser replicado y se convierta en una acción que brinde soluciones cotidianas significativas para la población migrante desde la amplia participación de la ciudadanía.

 

 

Fortaleciendo lazos con el territorio

El pasado 29 de julio, se llevó a cabo el encuentro de fortalecimiento grupal para participantes de la Red Juvenil. Se recorrió gran parte de la vereda Hungría, como una oportunidad para fortalecer los lazos con el territorio, y a la vez, conectar a los/las jóvenes con su motivaciones, gustos e intereses que los convoca alrededor del espacio en red, donde se encuentran distintas instituciones como Soacha para Vivir Mejor y Ciudadela Sucre sede La Isla, además de colectivos juveniles como Evolución y la Cuarta Resistencia, grupos que nacen del proceso que se adelanta desde la formación en ciudadanías.

El encuentro se realizó desde la iniciativa ¨Fortaleciendo lazos con nuestra tierra¨ en la que se configuró el reconocimiento territorial, resaltando la importancia de la conservación de la riqueza ambiental y sus fuentes hídricas. Este ejercicio buscó acercar a la Red Juvenil a una realidad ambiental, por ellos, se hizo un recorrido en el que se visitaron los distintos nacimientos de agua que surgen del Páramo Aguas Vivas, vecino del Páramo de Sumapaz.

Esta oportunidad, también fortaleció la línea de trabajo de la red Memoria Histórica Cultural, como incentivo para su refuerzo y consolidación grupal.

Aniversario SJR Colombia 2017 “Lanzamiento libro – El cáliz de mi sangre de Martha Mora”

Bogotá D.C. 14 de noviembre de 2017.

 Acompañar, Servir y Defender

Dando inicio al evento de aniversario No. 22 del Servicio Jesuita a Refugiados en Colombia, el P. Mauricio García Durán S.J., Director Nacional, recuerda la esencia del SJR a nivel internacional y la inspiración del P. Pedro Arrupe en acompañar, servir y defender a los migrantes y las personas en situación de desplazamiento forzado.

“Para el SJR Colombia ha sido muy valioso poder acompañar a Martha Mora en su caminar, ya que ella encarna de alguna manera especial los esfuerzos que queremos hacer de caminos solidarios con aquellos y aquellas que se han obligado a desplazarse forzosamente, llevando muchas veces como único equipaje las heridas que los actores violentos han infringido”, finalizando su intervención sobre el valioso acompañamiento del SJR Colombia a Martha Mora en el marco del lanzamiento del libro “El cáliz de mi sangre”.

Poesía para la Reconciliación nacional

Por su parte, Ana Mercedes Vivas, poeta y amiga de Martha Mora habló del libro “El cáliz de mi sangre”, destacando este trabajo literario en agradecimiento por todas las mujeres poetas colombianas. Se refiere al trabajo de Martha Mora como una voz de las mujeres que contribuye a la historia nacional y a la reconciliación nacional en el país. Finalmente, entrándose en el mundo poético lee un fragmento del poema “El verso del jardinero” resaltando el inicio y gran trabajo realizado por la autora.

El cáliz de mi sangre

 “El cáliz de mi sangre” fue presentado ante un público que estuvo expectante y dispuesto a escuchar el proceso de reconciliación que ha vivido Martha Mora desde el arte y la literatura expresando desde su dolor el proceso sanación en el interior de su alma. Ella cuenta su historia como víctima del conflicto armado por un hecho violento a causa del paramilitarismo en el país, dejando como huella el dolor por la muerte de su esposo en el año 2000.

Martha Mora, habla desde la esperanza y la sonrisa ayudando a más mujeres en Cúcuta y en Norte de Santander a caminar juntas para superar las heridas que les ha causa el conflicto armado en Colombia. Así mismo recuerda lo ocurrido en el proceso judicial contra el victimario en una de las audiencias en las que el llanto y las historias de muchas mujeres que pasaron por ese mismo sufrimiento tocaron su interior, decidiendo desde ese día acompañar “hace 15 años” a estas personas que habían pasado por una situación similar. Así describe ese momento vivido “sintiendo el dolor de la otra persona”.

Ahora bien en sus versos su propia historia:

 

Poema – Desplazado (página 29)

Me enlistaron como soldado sin preguntar

para luchar en esta guerra de mentiras,

no me dotaron de camuflado ni metrallas

no me dieron granadas ni medallas.

Hoy me llaman el desplazado

título que adquirí sin haber estudiado;

pero aprendí a leer el asco en las miradas

a dormir en butaca

y a no preguntar burradas.

Esta no es,

ni mi gente, ni mi patria,

o no es la patria que yo conocía.

 

Claro…

el problema no es la patria,

es el cuanto tienes,

cuanta tierra, cuantas vacas.

Mis manos también extrañan a las vacas,

el chinchorro de la entrada;

el cafecito en leña conocida,

que podía saborear con dos hayacas.

claro… eso es lo que pasa.

 

Poema – Perdón y arrepentimiento (página 50)

Decidida a capotear el miedo llegué a la sala,

para escuchar al postulado aunque mi nombre no aparecía en la lista,

mi odio se sentó en la primera fila para detallar,

al monstruo de mis pesadillas que por fin tenía en frente,

y en un impulso de valor y soberbia

indagué a su conciencia, hasta obtener una mediocre verdad

confesada ante el jurisperito.

Un frío estremecía mi cuerpo mientras escuchaba

aquella polisílaba excusa adornada de sutil diplomacia,

pero sin previo aviso,

aquel caballero negro me abraza y pronuncia aquellas mágicas palabras:

“Yo no tengo paz, perdóneme señora”.

Escuche de su boca la voz del silencio que se ahogaba en un llanto de físico

arrepentimiento,

y entonces, también lloré.

Levanté mis brazos por debajo de los suyos

y un abrazo nos hizo uno.

Mi odio desapareció con el toque mágico del perdón,

y lloramos, y temblé,

no de miedo sino de sublime comprensión,

y pude saborear gracias a DIOS, el néctar dulce del perdón.

Aquel era el espacio y el momento

para conocer la paz que se gana con pulso y tiempo,

a partir del perdón y el arrepentimiento.

 

Por: comunicaciones SJR Colombia

 

 

Compartir
Compartir