Vidas Itinerantes en la Frontera

¡Las fronteras siempre serán una oportunidad! Para las personas que huyen es una opción de salvar su vida, para otros una herramienta de trabajo, en ellas transitan, comercian, viven y sobreviven.

Vidas Itinerantes en la Frontera

Frecuentemente confundimos la frontera con línea limítrofe, la confundimos con la “raya artificial” que trazan dos países para definir su jurisdicción y competencia. Las fronteras, citando a Socorro Ramírez, van más allá, comprenden ese entramado de relaciones humanas, sociales, culturales y económicas que se surten en una región donde coinciden dos países. Esta concepción de frontera nos permite pensar que más allá de las dificultades sociopolíticas y de seguridad que se viven en la actualidad en esta zona geográfica  nacen un sin número de oportunidades.

La frontera es para muchos la oportunidad de salvar su vida, lugar de acogida, lugar de salida, lugar de refugio para protegerse de la violencia, situación que se evidencia en la necesidad de moverse, de transitar, de ser itinerante, ir de un lugar a otro y de hacer de su vida un recorrido permanente. Es por ello que el Boletín de Vidas  Itinerantes en la Frontera colombo-venezolana pretende hacer eco de las historias ocultas de tantas personas que la recorren con la esperanza de encontrar un mejor lugar.

La idea de la creación de “Vidas Itinerantes en la Frontera” surge como una oportunidad de visibilizar ante la opinión pública las realidades sociales que convergen desde todos los campos, tanto en el territorio venezolano como colombiano e incluyendo a la comunidad fronteriza. Este es nuestro enfoque, hacer llegar historias, anécdotas, acontecimientos, noticias, estadísticas, testimonios y sobre todo queremos hacer llegar realidades.

Ver adjunto:

Primera Edición de Vidas Itinerantes en la Frontera

Segunda edición Vidas Itinerantes en la frontera