• (1) 2456181
  • comunicaciones@sjrcolombia.org

Archivos de la etiquetas SJR en Norte de Santander

Semana Santa y reconciliación en La Siberia

Foto: archivo SJR Colombia

 

Cúcuta, Norte de Santander. Marzo 16 de 2016.

El contexto de la semana santa será la oportunidad para que en esta época de recogimiento interior las comunidades acompañadas en la Siberia y La Conquista tengan un nuevo momento para la reflexión y la construcción de espacios para la reconciliación.

Dos escolares jesuitas y parte del equipo del SJR Colombia en Norte de Santander, estarán presentes en Siberia, corregimiento del municipio de Herrán, en esta ocasión la visita tiene como propósito continuar con un proceso de reconciliación comunitario y de fortalecimiento de la dimensión espiritual. Cualquier persona podrá ser partícipe de los talleres y actividades. Aprovechando la religiosidad de los habitantes del corregimiento se escogió la semana santa para acenturar la necesidad de reconciliarse a pesar de las re-victimizaciones sufridas, desde un enfoque de construcción de paz, transformación de conflictos, sanación y memoria histórica.

Es indispensable el trabajo a desarrollar con esta comunidad, pues han sufrido tres desplazamientos masivos como consecuencia del conflicto armado. Sin embargo nunca han renunciado a sus hogares, y es por eso que siempre regresan con el fin de poder asentarse definitiva y pacíficamente.

Adicionalmente en la casa el Alfarero, se facilitará un espacio de trabajo desde la espiritualidad ignaciana para la reconciliación y la sanación, acompañado por un escolar jesuita y dirigido a personas acompañadas por el SJR en Norte de Santander.

Por: Equipo Norte de Santander

SJR Colombia

Diplomado binacional en Derechos Humanos y Cultura de Paz: ¡Una oportunidad para seguir creyendo!

Cúcuta, Norte de Santander. Marzo 16 de 2016.

El pasado 2 de Marzo, en medio de gran expectativa 17 colombianos, docentes, líderes de organizaciones comunitarias, parroquiales  y de víctimas de Puerto Santander  cruzaron el puente que comunica a Colombia y Venezuela hasta la localidad de Boca de Grita (Municipio La Fría), para el inicio del diplomado “Escuela comunitaria binacional de cultura de paz y Derechos Humanos” acreditado por la Universidad Católica del Táchira (UCAT) y liderado por las oficinas del Servicio Jesuita a Refugiados en  Norte de Santander y Táchira, contando con la participación de 25 personas de las comunidades de ambos lados de la frontera

Foto: SJR Venezuela

Este espacio formativo que en su primera fase se prolongará hasta el próximo mes de Julio, tiene como objetivo promover espacios comunitarios-protectores a partir del fortalecimiento de las capacidades de líderes y comunidades para el manejo de situaciones conflictivas, la mitigación de los riesgos asociados a la violencia desde un enfoque en cultura de paz y protección de derechos humanos.

Este esfuerzo es tal vez el primer espacio de intercambio de la sociedad civil en la frontera tras el cierre fronterizo iniciado el pasado mes de agosto, para que en torno a la formación en cultura de paz y derechos humanos se visibilicen  los problemas comunes y busque la gestión de un ejercicio ciudadano para la protección de la vida y la No Violencia.

 Foto: SJR Venezuela

En medio de la fuerte crisis que vive la frontera,  y en donde las expresiones de los gobiernos desde Bogotá y Caracas parece cada vez más distantes de los intereses integracionistas y de buena vecindad que han caracterizados a los hombres y mujeres en esta frontera, este espacio de formación es un motivo para la esperanza.

Foto: SJR Venezuela

Por: Equipo Norte de Santander

SJR Colombia

Soñando un país en paz; Día de las Manos Rojas

Febrero 26 de 2016. Cúcuta, Norte de Santander

El martes 23 de febrero se conmemoró el Día Internacional de las Manos Rojas en el Colegio de Fe y Alegría Minuto de Dios Policarpa Salavarrieta. El Área de Prevención del SJR Colombia en Cúcuta, en conjunto con los jóvenes constructores de sueños del colegio fueron los encargados del desarrollo de las actividades propuestas. Las dinámicas fueron dirigidas a los estudiantes de primaria y secundaria.

Foto: comunicaciones regional Norte de Santander. Soñando un país en paz; Día de las Manos Rojas.

Desde el año 2002 se proclamó el 12 de febrero como el “Día Internacional de las Manos Rojas”. Esta fecha fue constituida mundialmente cuando entra en vigencia el Protocolo Facultativo de la Convención de Derechos del Niño, con relación a la participación de niños en los conflictos armados.

Para conmemorar esta fecha, el equipo regional Norte de Santander del SJR Colombia, acompañó a los niños del Colegio Minuto de Dios Policarpa Salavarrieta con quienes se hizo un encuentro previo a la conmemoración del día, con el fin de planear conjuntamente las actividades a realizar. Los jóvenes multiplicadores de la institución educativa se dividieron en dos grupos para la coordinación de dos actividades paralelas en la hora de descanso de los estudiantes de primaria y secundaria.

Uno de los grupos coordinó una actividad donde los encargados debían pintarse las manos de rojo y estamparlas en dos telas grandes. Una vez las telas estaban llenas de manos rojas, los estudiantes de primaria y secundaria tuvieron la oportunidad de dejar sus mensajes en contra de la guerra, promoviendo la paz y rechazando todo tipo de violencia que nos aqueja como sociedad.

Los estudiantes colocaron carteles invitando a los demás a dejar su mensaje en las telas, para que expresaran sus sensaciones sobre como soñamos un país en paz entendiendo el contexto de la vinculación de los Niños Niñas Adolescentes y Jóvenes (NNAJ) a los grupos armados. Con mensajes como “no a la desigualdad social, económica y cultural”, “yo soy la paz con mi ejemplo”, “menos violencia y más amor”, “sin violencia somos más” y “la paz no es un país sin guerra, la paz soy yo día a día”, estudiantes y profesores del plantel educativo dejaron sus gritos de paz en una sociedad cansada de violencia en sus múltiples formas.

La otra actividad invitaba a los estudiantes a pararse en frente de una cámara de video y mientras sostenían un marco de fotografía con el mensaje “Somos protagonistas en la construcción de la paz”, contestaban a cuatro preguntas que indagaban sobre el significado de paz y como soñaban un país sin violencia.

Las actividades se clausuraron con una mesa redonda donde trece jóvenes constructores de sueños hicieron un balance positivo del día de las manos rojas, reconocieron el impacto y el mensaje de paz como rechazo a las dinámicas violentas. Soñar un país en paz es posible.

____________________________________________________________________________________________________

Continuando con la conmemoración del Día de las Manos Rojas, el 25 de febrero el Área de Prevención del SJR Colombia en Cúcuta, en conjunto con los jóvenes multiplicadores de la Institución Educativa de Fe y Alegría Monseñor Jaime Prieto Amaya planearon diferentes actividades dirigidas a los estudiantes de secundaria.

El esfuerzo no fue únicamente de estudiantes y del equipo SJR. Los profesores y directivos del colegio estuvieron muy interesados en hacer llegar el mensaje promovido en esta fecha. Por eso adoptaron las dinámicas propuestas por la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO) y otras organizaciones con el fin de marcar la importancia de esta fecha como espacio para la desnaturalización de la vinculación de los NNAJ a grupos armados.Foto: comunicaciones regional Norte de Santander. Soñando un país en paz; Día de las Manos Rojas.

El Área de Prevención tuvo una reunión previa con los profesores y directivos de la institución educativa con el fin de proponerles unas dinámicas sugeridas por la COALICO y otras distintas por el SJR en Cúcuta. La dinámica fue apropiada por el colegio y replicada en la primera hora de clase. Por eso y desde muy temprano, a las 6 y 30 minutos de la mañana inició la conmemoración. La primera hora de clase fue utilizada por cada uno de los coordinadores de grado, quienes dirigieron dos actividades.

Primero hicieron un juego llamado inquilinos y apartamentos. Iban rotando grupos de tres personas discutiendo como soñaban un país en paz, qué podían hacer para la paz y como se construía. Esta primera actividad, se cerró con una socialización de las preguntas. Acto seguido, cada estudiante debía llevar una mano roja hecha en cartón o papel. Allí escribieron sus respuestas y las manos las pegaron en una pancarta grande. Algunos cursos exhibieron sus pancartas en los pasillos del colegio, otros las pegaron en sus salones de clase.

Desde las 8 de la mañana los estudiantes multiplicadores de grado once junto con el SJR planearon dos actividades. En una debían untarse las manos de rojo y estamparlas en dos telas grandes donde dejaron mensajes enmarcados en el contexto de la vinculación de los NNAJ a grupos armados y como soñar un país en paz.

Al mismo tiempo los estudiantes armaron una capsula donde grabaron a los que querían entrar y contestar cuatro preguntas relacionadas con la temática del día. Todo terminó con una mesa redonda con los multiplicadores y el área de prevención del SJR Cúcuta donde los jóvenes compartieron un refrigerio y comentaron sus impresiones de la jornada. El balance fue positivo, todo el colegio se involucró en la temática del día y al menos por un instante cada uno soñó un país en paz.

Ver galería de fotografías:

Área de Prevención local en cierre de año escolar

Cúcuta, Norte de Santander. Diciembre 3 de 2015.

En el mes de noviembre el equipo regional en Norte de Santander del Servicio Jesuita a Refugiados-Colombia realizó en el InsFoto: Comunicaciones regional Norte de Santander. Área de Prevención local en cierre de año escolar .tituto Técnico Rafael García Herreros un taller de cierre de actividades para el fin del año escolar en la región. Esta actividad estuvo liderada por el Área de Prevención local.

Los lineamientos por los cuales se rigió el cierre de año escolar y las actividades del Área de Prevención local estuvieron dirigidas a temas como la violencia sexual en el entorno en el que los jóvenes partícipes de las actividades comprendieran aspectos relevantes para la enseñanza y el aprendizaje sobre la protección y autocuidado. Este enfoque se ha trabajado en los distintos colegios de la zona con el objetivo de facilitar no solo estas herramientas de autocuidado sino la promoción de temas como el liderazgo. Este proceso se ha denominado “Jóvenes multiplicadores”.

Además se realizaron grabaciones para un video promocional sobre los factores más importantes para la incursión de la prevención de la violencia de género en la región; también se han realizado diferentes acciones directas No Violentas a partir de actos teatrales, interpretaciones y talleres.

Ver video: Prevención de violencia basada en género

 

Equipo regional

Norte de Santander

Reporte sobre la entrega de ayudas humanitarias crisis fronteriza colombo venezolana

 ENTREGA DE AYUDAS HUMANITARIAS DE EMERGENCIA A FAMILIAS DEPORTADAS Y RETORNADAS FORZOSAMENTE DESDE VENEZUELA

 

Bogotá D.C. Noviembre 13 de 2015.

Desde el primer día del cierre de la frontera (19 de agosto), cuando se nos comunica acerca del inicio de las deportaciones, el Servicio Jesuita a Refugiados se hizo presente en la frontera para suministrar agua y alimentos a las personas que iban llegando e identificar necesidades específicas de grupos más vulnerables como familias con bebés y niños pequeños, mujeres embarazadas, adultos mayores, personas enfermas o con alguna discapacidad, para poder atenderles. Informe Donaciones Cúcuta

De igual forma y en articulación con el SJR de Venezuela, se apoyó en la búsqueda y reunificación familiar de familias que habían sido separadas en el proceso; se hicieron gestiones diversas para la ubicación y consecución de cupos en albergues para las familias recién llegadas y se gestionó atención prioritaria en saludo a casos complejos.

Tras los primeros días de la emergencia y una vez que la Unidad Nacional de Atención a Riesgos y Desastres – UNGRD asumió la atención alimentaria en los albergues formalmente establecidos, el SJR focalizó su acción en grupos de personas que se encontraban en casa y albergues improvisados, quienes estaban quedando por fuera de los programas de atención del Estado y otras entidades, convirtiéndose en las familias más vulnerables. Así mismo, se empezaron a atender personas que retornaron a Colombia por puntos fronterizos no oficiales en municipios distintos a Cúcuta y Villa del Rosario como Tibú, Herrán, Ragonvalia entre otros, quienes no quedaron registrados en el censo oficial.

Así las cosas y de acuerdo a la misión y los principios de trabajo del SJR, que suponen actuar donde hay la mayor necesidad y donde otros no están para lograr un bien más universal, el equipo de terreno en Cúcuta, luego de apoyar desde distintos frentes durante la fase de urgencia de las primeras dos semanas, decidió priorizar como sujetos de atención para la fase de emergencia y la transición hacia soluciones duraderas.

Consulte a continuación el informe completoREPORTE CÚCUTA DONACIONES

Ver video “Dos fronteras, un solo pueblo” https://www.youtube.com/watch?v=CfCHfIpetA4:

Juventud artesana de paz

En el marco del día mundial de la NO violencia se dio inicio al II Festival de Hip Hop, promovido por 5ta con 5ta crew en compañía de diferentes organizaciones como Giz, Universidad Simón Bolívar y Servicio Jesuita a Refugiados, entre otras.

El festival titulado “Del Norte Bravos Hijos” se promulga en la premisa de artesanos de paz, en la que en tres días (2, 3 y 4 de Octubre) se intentará dar un significado en la vida de muchos niños, niñas, adolescentes, jóvenes y comunidades. El espacio se protagoniza en la niñez y la juventud en donde cada actividad pretende brindar elementos para continuar apoyando iniciativas de participación promotoras de paz, convivencia y hospitalidad.  Del Norte Bravos Hijos

El objetivo del conversatorio fue generar un espacio de diálogo que permita el reconocimiento de iniciativas y  retos en la participación infato-juvenil para la promoción de la paz artesanal y cotidiana en Norte de Santander. Además también se buscó reconocer el potencial de las iniciativas de participación y organización infato-juveniles; e identificar retos y desafíos en la prevención de dinámicas violentas en la niñez y juventud y el aporte de las  iniciativas de participación a los mismos.

La jornada del Conversatorio Juventud Artesana de paz arrancó con la presentación del video de expectativa y video promocional del festival. Pero como no podía faltar los presentadores interactuaron con el público mediante expresiones musicales, improvisación y el típico: “yo digo Hip, ustedes dicen Hop”.

El conversatorio contó con la presencia de cuatro participantes junto con la moderación temática de Víctor Gutiérrez. El objetivo era expresar las experiencias sobre las iniciativas juveniles a las que cada invitado pertenece. Barras con amor, La casa del Alfarero, Oro negro Crew y Comunidades arte y cultura.

Barras con amor representada por Katherine Manosalva es una iniciativa promovida por el ICBF y el Gobierno trabaja mediante talleres con universidades públicas y privadas con el objetivo de reducir la violencia en los barrios; estas actividades van enfocadas a jóvenes y niños en donde convergen las reuniones presenciales y la red.

Andres Guerrero en representación de Comunidades arte y cultura quienes se enfocan en la promoción de la cultura desde las comunidades para que ellas mismas sean quienes generen todo tipo de iniciativas y desarrollen actividades, esto mediante la incursión de escenarios de paz, la reducción de la violencia y la ruptura de las barreras invisibles que se forjan en cada una de las comunas.

La Casa del Alfarero, representada por Yeramel Sierra Abril, es una iniciativa acompañada por el Servicio Jesuita a Refugiados tiene su fundación desde los jóvenes y niños en la mejora de la comunidad desde los evangelios. Uno de sus principales logros además de la inclusión de niños, niñas, jóvenes y adolescentes en la metodología y así alejarlos de los vectores de peligro es la creación de un fondo educativo en el que los mismos jóvenes realizan diferentes actividades con el objetivo de cumplir sus metas en el ámbito educacional, costear matrículas, transportes y útiles de trabajo. Se trabaja desde lo más pequeño para poder llegar a lo más grande.

Por último, la presencia de Dennyz Cáceres por la Organización e Incidencia de Oro Negro Crew de Tibú. En ella se busca entrar en la vida de los jóvenes para la incursión de la música como herramienta de soluciones y alejamiento de las actividades que pueden llevarlos a caer en la criminalidad.

“Si el arte no vino a cambiar el mundo, sí vino a cambiar mi mundo.”

Las conclusiones a las cuales llegaron los jóvenes panelistas se dividieron en diferentes puntos. Todos encontraron que las iniciativas tuvieron en la comunidad y en los integrantes mejoras, debido a que ayudó a conocerse, colaborarse y crear redes de ayuda y apoyo. Cada una funciona en lucha contra la criminalidad, es el apropiarse positivamente del territorio y así evitar el miedo. Pero esta tarea no es nada fácil, la comunicación, distribución y desarrollo es difícil, pero aun así es un esfuerzo que vale la pena hacer para mejorar los proyectos, y así mejorar la comunidad.

Las respuestas más valiosas que las iniciativas han generado ha sido el resolver las necesidades que las comunidades estaban necesitando.  En sintonía con las ellas se buscó – y se busca- la organización activa de cada una de ellas, y que además, generen en los jóvenes el impulso de querer llegar a las soluciones, incluirse en territorios, el amor por su grupo, por la familia, por el barrio y por la ciudad, todo pensado en el futuro. Es la búsqueda constante de romper los miedos, todo mediante las palabras, usando el diálogo como arma y blindaje contra la violencia y así evitar que corra sangre.

Jóvenes mandando un mensaje a jóvenes y adultos.

Se contó también con un espacio para evidenciar los testimonios de organizaciones aliadas. El trabajo audiovisual de Hoasis El Refugio mediante la actividad  SIDAn ganas de vivir, un proyecto con niños, niñas, jóvenes y adolescentes (NNAJ) con sida, el objetivo de la iniciativa es que mediante la música se rompan los mitos y se luche contra la discriminación. Además se contó con la participación de Rumbos de paz y comunidades, quienes testimoniaron la promoción de la cultura, la paz y la hospitalidad.

Para el cierre se presentaron las organizaciones colaboradoras: Servicio Jesuita a Refugiados, ICBF, Familia Ayara y la Agencia Colombiana para la Reintegración.

Sus representantes, Fernanda blanco de Familia Ayara quienes utilizan el Hip Hop como herramienta transformadora, los hiphopers cambiando el mundo. Junto a ella  Oscar Calderón, coordinador regional del Servicio Jesuita a Refugiados Norte de Santander, organización humanitaria de la compañía de Jesús quienes trabajan en el marco de atención a refugios y desplazados por desastres naturales o causas bélicas. Su trabajo se enfoca en diferentes áreas, en la que destaca el enfoque con niños y jóvenes en prevención  en el contexto del conflicto armado y creando con los NNAJ la transformación de las dinámicas de violencia. Desde el ICBF Juan David Arbolea enfoca en la institucionalidad la prevención en niñez y adolescencia mediante los principios de participación. Por último, Aldemar Acevedo de la ACR quienes con la ejecución de políticas de reintegración a nivel nacional plantean rutas de integración, estrategias de prevención de reclutamiento y asesorías para todo tipo de problemáticas.

Ilustración 2 Conversatorio Juventud Artesana de paz

Las conclusiones a las que llegaron los representantes de las organizaciones entran en primera medida en el contexto de la inseguridad y la prevención del reclutamiento forzado, esto se intenta mediar en conjunto con las iniciativas juveniles, el arte y la cultura generando un acercamiento y el “no importa qué pasó, queremos que hoy estén felices.”

Sin embargo, la región presenta a las organizaciones, a las comunidades y a cada uno de los integrantes duros desafíos debido a los problemas con relación a los riegos que presenta la zona bifronteriza, principalmente los actores armados quienes buscan en los NNAJ un medio para la consecución de sus delitos. Es por ello que se debe evitar la naturalización de los actos de violencia mediante respuestas estructurales junto con los jóvenes y las comunidades.

La programación del festival cuenta con un laboratorio creativo, el concierto y encuentro de breakdance “Breaking sin fronteras”, junto con el lanzamiento de la canción y videoclip “artesanos de paz”. Los eventos cierran el 4 de Octubre con un encuentro de gran acogida en el barrio San Fernando del Rodeo, en él el graffiti se toma el sector con “Atacarte V”.

Equipo Regional

Norte de Santander

SJR promueve brigada de salud en Cúcuta

Cúcuta, Norte de Santander. Octubre 2 de 2015.

En el mes de Octubre, los días 2, 3 y 4, se realizará una Brigada de Salud en participación conjunta entre el SJR-Colombia (Norte de Santander) y Sanitas Colombia en articulación con el Instituto Departamental de Salud; además se contará con la colaboración de un grupo de 25 promotores de salud del barrio de La Conquista quienes están vinculados a la Línea de Integración Local del equipo regional en Norte de santander.

La brigada de salud cuenta con diferentes especialidades médicas: medicina general, ginecología, optometría dermatología, odontología y pediatría. Además de ello, Sanita aportará no solo medicamentos sino personal médico ( 27 doctores) que viajarán desde la ciudad de Bogotá.

La jornada está dividida en tres días en los que se beneficiarán diferentes comunidades: La Conquista, Guadalupe, Villa Paz, Crispín Durán-parte baja y Paz y Progreso. Para el despliegue de la Brigada se realizó con anterioridad una jornada de parasitología intestinal realizada en conjunto con el SJR y el equipo de salud a cargo de la Dr. Maryuri Sanchez.

En esta jornada se atendieron a niños, niñas y adolescentes entre 0 a 18 años mediante la recolección de  muestras coprológicas con el objetivo de medir los parásitos y así durante la Brigada de Salud puedieran pasar directamente a la asistencia médica con el dictamen de los resultados y además recibir los medicamentos necesarios.

El objetivo general de la Brigada es la promoción de la salud; el mejoramiento de las condiciones de salubridad de las comunidades en alto riesgo y la participación activa de los Promotores de Salud en acompañados de manera continua por el Servicio Jesuita a Refugiados.

 

Equipo Regional

Norte de Santander

 

Respuesta del Servicio Jesuita a Refugiados en la frontera colombo venezolana

Cúcuta, Norte de Santander. Septiembre 30 de 2015.

El Servicio Jesuita a Refugiados-Colombia (SJR-Colombia) estuvo presente desde que inició la emergencia, brindando asistencia y atención (en materia de alimentos y agua potable) a las personas que  lograron cruzar la frontera.

Como respuesta a la crisis humanitaria generada por la declaración del Estado de Excepción  en los municipios del Estado de Táchira que son fronterizos con Colombia, el SJR  dio respuestas institucionales a través del área de Acción Humanitaria, para lo cual brindó apoyo para la realización de procesos de caracterización y censo de la población en el registro de información de deportados desde Venezuela y/o retornados voluntarios.  (Foto: equipo regional Norte de Santander)

En este proceso de identificación, el primer contacto siempre se dio con  las familias y personas que necesitaban ayuda inmediata para el acceso a alimentos, útiles de aseo y kits para madres lactantes y gestantes; estas respuestas previeron siempre  el enfoque diferencial. Además, hubo priorización de las personas que se encontraban en la calle en búsqueda de albergues o residencias, lo cual propició el acomodamiento de 150 personas desatendidas en un albergue. Al mismo tiempo,  se acompañó la reunificación familiar de más de siete familias.

La respuesta diferencial requirió varios esfuerzos, entre los que se cuenta la catalogación  de los diferentes perfiles de las familias , de los cuales se destacaron solicitantes de refugio y refugiados. Del mismo modo,  se cuantificaron en 96 los núcleos familiares que retornaron y que estaban bajo protección internacional; de ellos, 30 han recibido acompañamiento por parte del SJR, siendo priorizados los casos en los que se encontraron en auto-albergues o casas de parientes o conocidos. Ellos, al tiempo, recibieron kit alimentario, útiles de aseo, kit para madres lactantes y gestantes, visitas domiciliarias para el acompañamiento psicosocial y de acceso a derechos.

Dentro del perfil mencionado, un grupo familiar de 5 personas fue reubicado en otra ciudad de Colombia, luego de manifestar que en Norte de Santander persistían las razones de  la persecución de la que fueron parte.  En este proceso se han priorizado madres gestantes y lactantes; ello queda demostrado con la entrega de 150 apoyos, orientación jurídica a víctimas del desplazamiento, 2300 refrigerios entregados en puntos de paso fronterizo – como  los puentes, pero especialmente las trochas-, así como 4.000 bolsas de agua suministradas en dichos lugares.

El apoyo para las familias en situación de refugio se expresó en forma del pago de arrendamientos,  cobijando con esta modalidad a siete grupos familiares. Simultáneamente, el SJR apoya a 51 niños, niñas y adolescentes estudiantes del colegio La Frontera (Corregimiento La Parada – Villa del Rosario) con el transporte necesario para su asistencia a la escuela.

Superado el momento de la urgencia, el SJR ha priorizado su misión trabajando por las personas ubicadas en auto albergue, especialmente aquellas que se encontraban bajo el estatus de refugio, así como el monitoreo y asistencia en caminos no habilitados y municipios distintos a Cúcuta y Villa del Rosario.

En medio de la crisis humanitaria,  un signo de esperanza fue, sin duda, la solidaridad de muchas personas que se vincularon a la campaña Seamos hospitalarios con la frontera. Esta iniciativa fue promovida por el SJR Latinoamérica y el Caribe, el SJR Colombia, la Casa de la Juventud, el Colegio San Bartolomé La Merced y la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y Cali.

La importancia de esta iniciativa radica en que demostró que para los momentos de emergencia inmediata, en aquellos en que  es álgida cualquier situación,  son las personas las que deben integrarse, siendo  hospitalarias, y  hermanas.  Al tiempo, comprobó que era el momento justo para  que la fraternidad se manifestara en acciones, más que en palabras. Fue tanto así que el SJR optó por estar donde otros no estuvieron, y aportar en la resolución de la crisis.

Estas y otras acciones continuarán realizándose de acuerdo a los valores y principios institucionales, inspirados en la misión de Acompañar, Servir y Defender que mantiene el SJR.

Visita Comisión Interamericana de Derechos Humanos a la frontera colombo-venezolana.

Cúcuta, Norte de Santander. Septiembre 29 de 2015.

En el marco de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Cúcuta, el Servicio Jesuita a Refugiados -Colombia en Norte de Santander,  facilitó un espacio de encuentro entre los delegados de la CIDH y representantes de la sociedad civil; en dicho encuentro se contó con la participación del Obispo de la Diócesis de Cúcuta, el Director Nacional del SJR Colombia y los delegados del Consejo Noruego para Refugiados. (Foto: SJR-Norte de Santander)

En este espacio interinstitucional se analizaron las diversas afectaciones generadas en territorio venezolano, así como las condiciones del plan de respuesta a la contingencia que ha emprendido el gobierno de Colombia.

Al final del encuentro, los comisionados y su equipo de trabajo lograron recepcionar  denuncias y quejas, especialmente de familias deportadas o forzadas a retornar y quienes mantenían el reconocimiento como refugiados o con solicitud de refugio vigente.

Ver Observaciones preliminares de la CIDH: http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2015/109A.asp

“Nos comprometemos con la paz, promoviendo la hospitalidad.”

El Servicio Jesuita a Refugiados-Colombia en su misión de Acompañar, Servir y Defender a las víctimas del desplazamiento forzado y población refugiada promueve la campaña de sensibilización “Nos comprometemos con la paz, promoviendo la hospitalidad”.

Su objetivo  es visibilizar las problemáticas humanitarias  en la frontera colombo-venezolana, a través de acciones de comunicación para incentivar a la opinión pública y a los tomadores de decisión la hospitalidad e integración hacia las personas afectadas.

La campaña es dinamizada por el equipo regional en Norte de Santander a través de la promoción de valores que encaminen a acciones ciudadanas de solidaridad, acogida e integración, todos bajo el sentir de la unidad.El fomento de la cultura de paz y reconciliación es nuestro propósito para el fortalecimiento de los procesos sociales y la integración social.

Crisis en la frontera colombo-venezolana: Los desafíos para la reconciliación y la hospitalidad.

Compartir
Compartir